Es momento de trabajar con paciencia y compasión...

El patrón postural que proporciona el Bowspring es simple y natural, pero al principio no es fácil practicarlo, pero sus beneficios curativos hacen que el periodo de adaptación y su práctica regular sean recompensadas.

Los 3 desafíos principales para las primeras practicas son:

1.  Apertura energetica y libertad de patrones psico-somaticos arraigados

La práctica del Bowspring puede proporcionar una depuración emocional, limpiando viejos patrones psico-somáticos impresos en la memoria celular. No es facil mover o liberar esas emociones, haciendo que la apertura miofascial puede ser incómodo.

Las formas posturales dinámicas de Sridaiva cambian los patrones posturales inconscientes de protección y miedo y nos hace salir de la zona de confort.  En las primeras clases es normal sentirse inseguro, agitado y nerviso, ya que abrir y reprogramar las áreas del cuerpo-mente que se encuentran normalmente cerradas puede venir acompañada acompañada de sensaciones extrañas y emocionalmente incómodas.

Las 5 áreas somáticas claves del cuerpo-mente trabajadas en Sridaiva son:  la parte baja (el suelo pélvico), el adbomen (el plexo solar), las axilas (corazón), debajo de la barbilla (garganta), debajo del paladar (la boca).

2. Sentimiento de incompetencia para conectar con el alineamiento

Se requiere práctica para aprender el Bowspring y conseguir interiorizar las 10 Áreas Claves del alaneamiento. Dependiendo de la conciencia corporal del estudiante puede tardar tiempos distintos en el proceso de conexión cuerpo-mente-corazón en partes específicas del cuerpo como los dedos de los pies y de las manos.

El sistema Bowspring requiere una tonificación consciente de todos los músculos de la parte posterior del cuerpo. La activación ascendente de los glúteos y de los musculos dorsales o la elevación del corazón radiante al principio resulta dificil de ser realizado consistentemente.

3. Cambio de paradigma

La alineación del Bowspring  no sigue el modelo estándar de postura óptima. Aprender el nuevo patrón postural requiere una recalibración tanto intelectual como neurológica.

Sridaiva reta a la mente del alumno para que esté abierta a probar algo vanguardista y alternativo en su cuerpo y cuanto más arraigado en el pasado esté el estudiante, más desafiador será aprender el Arco Dinámico. Las instrucciones clave son muy diferentes y con frecuencia opuestas a lo que se suele enseñar en otras escuelas de yoga postural moderno, danza clásica o en otros sistemas de alineación postural, así que importante recordar tener paciencia y compasión durante el proceso de aprendizaje.